pt Portuguese

7 CONSEJOS PARA EVITAR LA PÉRDIDA DE DATOS EN LAS EMPRESAS

La protección de los datos de la empresa es una labor de vital importancia para el mantenimiento de cualquier organización. Tanto las grandes empresas como los pequeños empresarios necesitan protegerse contra la pérdida de datos en las empresas, o pueden tener serios problemas con sus procesos y servicios.

Hay varias cosas que pueden afectar el almacenamiento de datos dentro de una empresa. Ataques de hackers, malware, errores humanos, etc. No tomar precauciones ante estas eventualidades puede ocasionar la pérdida de datos bancarios del cliente, información confidencial de la empresa o simplemente algún trabajo ya realizado pero no entregado, que será necesario rehacer.

Para evitar este tipo de problemas dentro de tu negocio, aquí tienes siete consejos prácticos para evitar la pérdida de datos en las empresas. Seguir:

1. HAGA MÚLTIPLES COPIAS DE SEGURIDAD

La regla más básica para evitar que se pierdan los datos de su negocio es tener múltiples formas de almacenamiento. Esta redundancia permite que incluso si una de las fuentes está comprometida, todavía es posible acceder a los datos sin dificultades. Cuando se trata de información que es muy importante para el funcionamiento de la empresa, lo mejor es que esté siempre disponible.

Estas múltiples formas de almacenamiento pueden ser bastante diferentes. Idealmente, primero debería haber copias de los datos en diferentes hardware. Si su empresa tiene su propio conjunto de servidores, debe haber más de una carpeta. Así, cada vez que uno de los archivos se ve comprometido, el siguiente puede activarse y los procesos de la empresa no se verán interrumpidos.

2. UTILIZAR ALMACENAMIENTO EN LA NUBE

Otra forma de evitar la pérdida de datos en las empresas es contar con un sistema de almacenamiento compartido en la nube. Muchas empresas adoptan esta solución no solo porque facilita el intercambio de información, sino también porque puede dificultar su seguimiento. Los servidores de terceros tienen sus propios protocolos de encriptación y seguridad, que suelen ser bastante sofisticados, para detener cualquier ataque.

Asimismo, los datos almacenados en la nube se pueden recuperar desde cualquier ubicación, lo que facilita mucho la restauración de los servicios. Así, cuando haya una invasión del sistema o sea necesario deshabilitar algunas máquinas para evitar la propagación de un virus, se podrá continuar el trabajo en otros equipos.

3. TENER HERRAMIENTAS DE SEGURIDAD ACTUALIZADAS

La pérdida de datos en las empresas, en la mayoría de los casos, es consecuencia de una falla en los esquemas de seguridad de la empresa. Probablemente debido a software antivirus y antimalware de baja calidad y/o desactualizado. Estas son vulnerabilidades relativamente fáciles de corregir, lo que las coloca en un lugar destacado en cualquier lista.

Lo mismo ocurre con los esquemas de firewall y las encriptaciones utilizadas. Las ciberamenazas se encuentran en un constante proceso de especialización y mejora. Si su empresa no desarrolla nuevas formas de evitarlos, pronto superarán su capacidad para prevenirlos y/o remediarlos. Incluso algo no relacionado, como un software de gestión antiguo, puede causar problemas en el almacenamiento de datos y comprometer el rendimiento de la empresa.

4. ENTRENA A TU EQUIPO EN EL USO DEL SISTEMA

No toda la pérdida de datos en las empresas es causada por acciones maliciosas o factores externos. La mayoría de los problemas relacionados con el almacenamiento de información pueden deberse a errores humanos. Los archivos colocados en las carpetas incorrectas, los problemas de organización, la apertura de correos electrónicos sospechosos, la apertura o el cierre de programas mientras se procesan los datos pueden ser una puerta de entrada a una amenaza pasiva o una oportunidad de pérdida.

Por lo tanto, es importante que cada empleado sepa utilizar correctamente las herramientas disponibles. Así, el riesgo de pérdida será considerablemente menor. Asimismo, es posible entrenarlos para que reaccionen correctamente ante alguna posibilidad de amenaza. Comprender cuándo es el momento de llamar o no al equipo de soporte puede ahorrar mucho tiempo de trabajo y evitar múltiples pérdidas.

5. REALIZAR MONITOREO DE DATOS

Como ya hemos comentado, buena parte de la pérdida de datos en las empresas se puede evitar con acciones preventivas. Una de ellas es utilizar herramientas de monitorización de datos. En pocas palabras, esta tecnología se utiliza para monitorear el flujo de información dentro de la empresa, buscando activamente fallas y vulnerabilidades. Una vez encontrados, el equipo puede dedicarse a arreglarlos.

El monitoreo de datos no resuelve las fallas por sí solo. Puede ser necesario hacer correcciones, cambiar configuraciones, buscar nuevas herramientas, entre otras medidas. Pero tener un esquema de monitoreo activo evita que cualquier amenaza se instale sin ser detectada.

6. ELIJA LAS MEJORES HERRAMIENTAS DE ALMACENAMIENTO

Las posibilidades de que se produzca alguna pérdida de datos en las empresas está directamente relacionada con la calidad de las herramientas que se adoptan. Las diferentes soluciones de datos casi siempre implican protocolos más o menos estructurados, lo que puede dificultar o facilitar la entrada de cualquier amenaza, así como las posibilidades de error humano. El software de gestión muy complejo es difícil de dominar y crea más oportunidades para errores.

Tener en cuenta estos factores a la hora de contratar una solución de almacenamiento externalizada o de buscar sistemas propios para este fin es muy importante. Compruebe qué funciones se adaptan a sus necesidades y qué nivel de seguridad se adapta a los riesgos de su negocio. Esta inversión marcará la diferencia en caso de incidente.

7. TENER UN EQUIPO DEDICADO A LA SEGURIDAD DE DATOS

Es importante recordar que los sistemas de almacenamiento de datos de cualquier empresa deben ir acompañados de un equipo técnico dedicado. Puede ser contratado por la propia empresa o externalizado, pero siempre debe estar presente. El desempeño de estos especialistas es lo que permitirá actualizaciones y ajustes rápidos, minimizando riesgos.

Además, es importante contar con al menos un profesional interno especializado en sector de TI para tratar con equipos subcontratados. Podrá actuar como representante de su negocio, entendiendo mejor las demandas y maximizando el efecto positivo de estas soluciones dentro de los procesos de la empresa.

Ahora que ya sabes cómo prevenir la pérdida de datos en las empresas, puedes empezar a implementar estas soluciones. ¿Crees que estos consejos pueden ayudar a otras personas a prevenirse? Entonces, comparte esta publicación en tus redes sociales y muestra cómo es posible evitar problemas de almacenamiento de datos en el día a día de los negocios.

Compartir

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

Artículos relacionados

Metus sed volutpat amet duis sagittis mino mauris donec montes cras volutpat Scelerisque integer ac purus.